CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES LARINGECTOMIZADOS DEL INSTITUTO JALISCIENSE DE CANCEROLOGÍA DE ENERO DEL 2015 A ENERO 2020

CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES LARINGECTOMIZADOS DEL INSTITUTO JALISCIENSE DE CANCEROLOGÍA DE ENERO DEL 2015 A ENERO 2020

 

AUTOR

Dra. Carolina Carrillo Hernández

Cirujana Oncóloga de Cabeza y Cuello. Instituto Jalisciense de Cancerología

 

Dr. Juan José Soto Ávila

Cirujano Oncólogo. Instituto Jalisciense de Cancerología

 

 

CO AUTOR

Dr. Enrique Gerardo Ortiz Hernández

Otorrinolaringólogo. Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde

 

Dr. José Alfonso Cruz Ramos

Anatomopatólogo. Instituto Jalisciense de Cancerología

 

Dr. Carlos M. Radillo Martínez Sandoval

Otorrinolaringólogo. Hospital Civil de Guadalajara Juan I. Menchaca

 

Instituto Jalisciense de Cancerología

Dirección: Coronel Calderón 715, El Retiro, 44280 Guadalajara Jal

Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde

Dirección: Hospital No. 278, El Retiro, 44280 Guadalajara, Jalisco

 

 

 

 

RESUMEN

El cáncer de laringe representa el 42% de las neoplasias malignas de las vías aerodigestivas superiores, pero solo el 1% de todos los tumores malignos; involucra a algunas de las funciones humanas más básicas, como respirar, comer, comunicación verbal e interacción social, por lo que evaluar la función y calidad de vida (CDV) de los pacientes se ha vuelto indispensable para determinar la efectividad global de los enfoques de tratamiento y proporcionar una justificación en relación con la toxicidad asociada.

 

Objetivo General: Evaluar la calidad de vida de los pacientes laringectomizados en el Instituto Jalisciense de Cancerología.

 

Material y Métodos: Se realizó un estudio descriptivo, retrospectivo y observacional, mediante una búsqueda computarizada y en física de los pacientes sometidos a laringectomia total, del periodo comprendido de enero del 2015 a enero del 2020, en el Instituto Jalisciense de Cancerología.

 

Resultados y conclusiones: La población incluida en el estudio, fue compuesta en su mayoría por hombres de bajo nivel educativo con etapa clínica avanzada. En el momento de la entrevista la mayoría de los pacientes presentaban emisión de voz. Hubo una mejoría significativa en la calidad de vida después del tratamiento y la mayoría de los pacientes considero la calidad de vida en el momento de la entrevista de excelente a muy buena.

 

ABSTRACT

Laryngeal cancer represents 42% of upper aerodigestive cancers. Only 1% of cancers affects any of the most basic human functions, such as breathing, eating, verbal communication, and social interaction. Laryngeal cancer affects all of them, thus, assessing patient’s function and Quality of Life (QoL) has become essential to evaluate the global effectivity of the treatment modalities, and to justify the associated toxicity.

General objective: to evaluate the QoL of post-laringectomy patients in the Instituto Jaliscience de Cancerología.

Material and Methods: This is a descriptive, retrospective, observational study. Post-laryngectomy patients’ charts were reviewd. Patients operated from January 2015 to January 2020 in the Instituto Jaliscience de Cancerología were included. Results and conclusions: The studied population was mainly composed by poorly educated men with advanced cáncer. At the time of the physical exam most patients had voice. There was a significative improvement in the QoL after the treatment, and most patients considered their QoL at the momento of the physical exam to be from very good to excellent.

 

 

INTRODUCCION

El cáncer de laringe representa el 42% de las neoplasias malignas de las vías aerodigestivas superiores, pero solo el 1% de la totalidad de las neoplasias (1). Es más frecuente entre los 50 y 70 años, pero se observa cada vez más en edades tempranas. Predomina en hombre en una relación 4:1(2), se ha visto un incremento en esta patología en las mujeres en los últimos años, probablemente asociado al mayor consumo de tabaco y alcohol en ese género (3,4).

 

El cáncer de laringe se suele diagnosticar en estadios avanzados y produce gran impacto  sobre la calidad de vida, con una tasa de sobrevida a 5 años que no supera el 50%-60% (5).

 

Es la segunda causa de muerte en otorrinolaringología y el tercer cáncer más frecuente de cabeza y cuello con 21%, correspondiendo al 2% de todos los cánceres (6–8).

 

La evolución natural está determinada por su localización y su tendencia a diseminarse a los ganglios linfáticos regionales. Las lesiones glóticas tienen poca tendencia a la diseminación linfática y producen clínica (disfonía) precozmente, lo que hace que se diagnostiquen en estadios iniciales. Esto determina un mejor pronóstico.  Sin embargo, las lesiones supraglóticas tienen una alta tendencia a la diseminación temprana a través del sistema linfático. No producen síntomas llamativos en estadios iniciales y es por ello que se diagnostican generalmente en estadios avanzados (el motivo de consulta puede ser un tumor cervical o disnea y disfagia por obstrucción), lo que conlleva un peor pronóstico.

 

Esto determina que un porcentaje importante de los pacientes atendidos en nuestro medio se diagnostiquen en etapas clínicas avanzadas por lo que son sometidos a tratamientos radicales quirúrgico con necesidad de adyuvancia.

 

La rehabilitación del habla en los pacientes laringectomizados, es generalmente en lo primero que pensamos al hablar de rehabilitación funcional en cirugía oncológica de laringe. Sin embargo, hay muchos otros aspectos que influyen en la calidad de vida de los pacientes y que debemos conocer para prevenirlo y tratarlo (9).

 

Destacando el dolor, alteración en el olfato y gusto, en 2/3 de los pacientes con laringectomía, estas funciones se ven alteradas. La radioterapia también juega un papel en alterar estos sentidos (10), así como la producción de saliva. En cuanto a la deglución la cirugía sobre la supraglotis altera la anatomía y la sensibilidad de este órgano, produciéndose frecuentemente aspiraciones y disfagia por alteración de la fase faríngea de la deglución sin olvidar que la radioterapia y la quimioterapia alteran también la deglución (11,12). Disfuncionalidad del hombro secundario a la disección cervical (13,14).

 

 

 

Problemas psicosociales: los pacientes con diagnóstico de cáncer de cabeza y cuello, tienen una mayor presión social que se traduce en una mayor incidencia de depresión y suicidio. Las preocupaciones inmediatas son el temor a lo desconocido y la inquietud ante los efectos físicos, sociales y funcionales del tratamiento contra el cáncer. A largo plazo, pasan a un primer plano la situación laboral, el estado funcional, los aspectos de la comunicación, la sexualidad y la imagen de uno mismo (15,16).

 

La rehabilitación vocal, el aprendizaje del uso de fístulas fonatorias, erigmofonía o demás técnicas, debe considerarse parte del tratamiento de los paciente (17–19). Hay varias opciones después de una laringectomía total, siendo la prótesis de voz traqueoesofágica (TEP) que utiliza aire inhalado durante la respiración o usar la faringe reconstruida como nueva fuente de sonido (segmento faringoesofágico [PE]) el gold standard (20–25).

 

La calidad de vida relacionada con la salud no se puede medir con parámetros objetivos y, por lo general, se evalúa mediante la aplicación de encuestas siendo el creado por la Universidad de Washington Cuestionario de vida (UW-QOL) uno de los más utilizados (26–28).

 

MATERIAL Y METODOS

Se realizó un estudio transversal, descriptivo, observacional. Siendo el universo de trabajo pacientes con cáncer de laringe cuyo tratamiento primario o para enfermedad recurrente o persistente incluya laringectomía total con o sin tratamiento adyuvante y con seguimiento apropiado para valorar calidad de vida posterior a la cirugía. Muestra a conveniencia. Todos los casos del periodo de enero del 2015 a enero del 2020.

Realizando estadística descriptiva de la población estudiada, recuento de frecuencias y porcentajes para variables cualitativas
 
RESULTADOS
Se revisaron en total 26 expedientes en el periodo comprendido de enero del 2015 a enero del 2020 de los cuales 18 pacientes ya habían fallecido por lo que solo se analizaron 8 pacientes representado el 30.77% del total de la muestra.
El promedio de edad fue de 53.62 años (rango de 41 a 71 años), siendo el 87.5% de los pacientes del género masculino y 12.5% femenino.
El 75% de los pacientes su escolaridad fue primaria y el 25% secundaria. En cuanto al estado civil, 37.5% de los pacientes estaban casados, el 25% solteros, 25% unión libre y el 12.5% viudos. La etapa clínica de los pacientes fue 50% III y 50% IV.
 
En relación al sitio primario del tumor en el 62.5% de los pacientes estaba en supraglotis, 37.5% glotis.
El 100% de los pacientes tenían cáncer epidermoide, siendo el 50% moderadamente diferenciados, 25% bien diferenciados y 25% pobremente diferenciados.
Tratamientosna vez captados estos pacientesacterdo de marzo del 2015 a febrero del 2017.mpia/Radioterapia. Una vez captados estos pacientes
Como tratamiento primario radical se realizó la laringectomia total al 87.5% de los pacientes y como cirugía de salvamento al 12.5% de los pacientes.
 
El tiempo transcurrido desde que se realizó la laringectomia total fue menos de dos años en el 75% de los pacientes y mayor a dos años en el 25%.El 62.5% de los pacientes recibió radioterapia como tratamiento adyuvante, el 25% recibió quimioradioterapia y el 12.5% no fue necesaria la adyuvancia.
 
Dentro de las complicaciones postquirúrgicas el 50% de los pacientes presento fistula salival mientras que el otro 50% de los pacientes no presentó ninguna complicación. Del total de pacientes el 12.5% fue necesario el uso de gastrostomía postquirúrgica transitoria, el resto de pacientes representando el 87.5% no la necesito. La forma en que los pacientes se rehabilitaron fue en el 75% de los casos con válvula PROVOX, el 25% de los casos opto por no rehabilitarse.
 
Al momento de la entrevista el 62.5% de los pacientes eran capaces de emitir su voz a través de la válvula traqueoesofagica mientras que el 37.5% no.
 
Al aplicar el cuestionario sobre calidad de vida UW-QOL el dominio con la mejor puntuación fue el de gusto con un promedio de 100 puntos (siendo 100 la máxima puntuación traducido en la mejor calidad de vida y 0 el peor traducido en muy mala calidad de vida), seguido de los dominios de actividad, recreación, deglución y ansiedad con un promedio de 96, continuando con el dominio de saliva con un promedio de 88.7, animo con 84.3, masticación con 83.7, dolor con 81.2, siendo los dos con peor calificación el hombro con 72.5 y el habla con 57.5 puntos de promedio.
 
Si agrupamos los dominios en dos grupos, uno enfocado en evaluar escala física del paciente incluyendo los dominios deglución, masticación, habla, gusto, saliva y apariencia se obtiene un promedio de 84.03 puntos siendo los dominios mejores calificados el gusto, la deglución y la saliva.
 
Otra subescala enfocándose en el aspecto socioemocional, el cual abarca los dominios de ansiedad, dolor, animo, actividad, recreación y funcionalidad del hombro con un promedio de 87.9 puntos, con los mejores puntajes en los dominios que evalúa la actividad, recreación y ansiedad; si comparamos ambas se obtiene mejor promedio esta última, siendo solo diferencia de 3 puntos con la subescala física. 
 
Cuando se interrogo a los pacientes sobre lo que ellos consideraban los aspectos más importantes que influían en su calidad de vida, se obtuvo que para el 26.3% de ellos era el habla siendo este dominio las más veces mencionado, seguido del 15.7% el dolor, deglución y la funcionalidad del hombro, continuando el ánimo con el 10.5%, por ultimo con el 5.2% la apariencia, actividad y recreación.
 
Por último, se realizaron al final del cuestionario tres preguntas sobre la calidad de vida general de los pacientes obteniendo 93.7 puntos en promedio a la primera pregunta en cuanto a la calidad de vida actual comparada a la que llevaba el paciente antes de la intervención quirúrgica, siendo igual que en los dominios previos 100 el máximo puntaje y 0 el peor, la segunda pregunta es calificando a la calidad de vida del paciente en relación a su salud con un puntaje promedio de 87.5 situándolo entre excelente y muy buena calidad de vida y por último la tercer pregunta enfocada a la calidad de vida global incluyendo aspectos familiares, espiritualidad, amigos y actividades recreativas se obtuvieron 87.5 puntos en promedio traduciéndose entre una excelente y muy buena calidad de vida.
 
En cuanto a la sobrevida general en meses posterior a la laringectomia total, el 53.8% de los pacientes estaban vivos a los 12 meses, el 38% de los pacientes estaban vivos a los 23 meses y el 15.2% de los pacientes estaban vivos a los 44 meses, con un rango de 3-44 meses.
DISCUSION
Este fue el primer estudio de calidad de vida en pacientes que fueron sometidos a laringectomia total, evaluada por el UW-QOL en el Instituto Jalisciense de Cancerología.
 
Los resultados muestran que en relación a las características demográficas y clínicas la población de estudio fue predominantemente hombres, menores de 65 años, de bajo nivel educativo y al momento de la entrevista vivían con un acompañante. Contaban con etapas clínicas avanzadas III-IV, obteniéndose resultados similares en otros estudios donde los pacientes con cáncer de laringe eran en su mayoría hombres y de bajo nivel educativo (9,15,29).
 
Las respuestas a las preguntas relativas a los dominios subjetivos del cuestionario mostraron que el 75% de los pacientes consideraron que su calidad de vida era buena a excelente y el 100% considero que en relación a salud su calidad de vida era mejor que al diagnóstico. Estos resultados fueron mejores que los reportados en la población estudiada por Vartanian y col. donde el 59.3% de los pacientes considero su calidad de vida de buena a excelente y el 70.4% indico que su salid era igual o mejor que antes de la cirugía (30).
 
Aunque la calidad de vida relacionada con la salud de los pacientes tratados con laringectomia total tiende a disminuir durante el tratamiento, se estabiliza alrededor de los 12 meses después de la cirugía (15). En un estudio reciente sobre la importancia de los dominios del UW-QOL para pacientes con cáncer de cabeza y cuello, Metcalfe et al. demostró que en los primeros 12 meses después del tratamiento hay una oscilación menor de elementos que los pacientes consideran importantes. Sin embargo, después de este periodo los pacientes otorgan mayor importancia a los dominios de la deglución, masticación y habla, una tendencia que continua a lo largo de su vida (31).
 
En el estudio realizado por Eadie y Bowker (10), las puntuaciones más altas de calidad de vida se asociaron con tiempos quirúrgicos superiores a dos años. Esto fue principalmente para el dominio del habla, que está de acuerdo con las observaciones de Metcalfe et al. (31) y puede estas relacionado con la posibilidad de mejores métodos de rehabilitación del habla y el lenguaje en la actualidad.
Después de una laringectomia total los pacientes deben aprender una nueva forma de comunicación oral y como tratar con los cambios en la respiración y la deglución. Aunque la literatura muestra que gran parte de estos pacientes logran superar estos desafíos 12 meses posterior a la cirugía, todavía hay algunos individuos que sufren un impacto significativo en su calidad de vida a largo plazo (15,31,32).
 
En comparación con los pacientes que decidieron no rehabilitarse, los pacientes que utilizaron la prótesis traqueoesofagica tuvieron puntuaciones UW-QOL significativamente mejores en el dominio del habla. Estos resultados sugieren que la prótesis puede considerarse el mejor método de rehabilitación del lenguaje y el habla, lo que se traduce en una mejor calidad de vida y mejor satisfacción vocal. Estos datos están de acuerdo con Oozer et al.(15) y Balm et al. (33), quienes afirman que la restauración de la voz a través de la prótesis traqueoesofagica ofrece la mejor posibilidad de comunicación oral para pacientes que se han sometido a laringectomia total, y debe considerarse el estándar de oro para rehabilitación vocal.
Nuestra serie demostró que el UW-QOL es una herramienta de evaluación importante y su incorporación en la práctica clínica es de gran relevancia ya que puede ayudar a mejorar en medir la efectividad de los tratamientos y sus secuelas.
La calidad de vida de estos pacientes puede mejorarse mediante intervenciones que apoyen el impacto de la enfermedad y sus tratamiento (34,35). La rehabilitación vocal es superior y necesaria con la prótesis traqueoesofagica para mejorar la calidad de vida por lo que es importante la capacitación para su uso y mantenimiento a un equipo multidisciplinario, así como un tratamiento oncológico coherente dirigido a la atención integral de los pacientes (34).
CONCLUSIONES
La población incluida en el estudio, fue compuesta en su mayoría por hombres de bajo nivel educativo con etapa clínica avanzada, que se habían sometido a laringectomia total con linfadenectomia cervical bilateral y radioterapia adyuvante, fueron rehabilitados predominantemente con prótesis traqueoesofagica.
En el momento de la entrevista la mayoría de los pacientes presentaban emisión de voz. Hubo una mejoría significativa en la calidad de vida después del tratamiento y la mayoría de los pacientes considero la calidad de vida en el momento de la entrevista de excelente a muy buena.
Los resultados mostraron que las peores puntuaciones de calidad de vida para los pacientes que se habían sometido a laringectomia total fueron en los dominios de funcionalidad del hombro y habla.
El valor medio de la puntación compuesta para la calidad de vida revelo que los pacientes evaluaron positivamente su calidad de vida. Dentro del dominio del habla el que solo se puedan comunicar con sus familiares y amigos fue la variable que se asoció con una menor calidad de vida y lo que determino que este tuviera tan baja calificación según el cuestionario UW-QOL.
BIBLIOGRAFIA
  1. Secretaria de Salud. Compendio del Registro Histopatológico de las Neoplasias en México. Mortalidad y Morbilidad. Dirección General de Epidemiología.; 2003.
  2. Jemal A, Siegel S, Ward E, Hao Y, Xu J, Thun M. Cancer statistics 2009. CA Cancer J Clin. 2009;59:225-49.
  3. Contreras R, Niklitschek B, Paredes W, Maass JC. Cáncer laríngeo hipofaríngeo. Evaluación en el Hospital San Juan de Dios. Otorrinolaringol Cir Cab- Cuello. 2001;61:19-30.
  4. Béjar P M, Cevo J, Romero MI, Iñiguez S R. Mortalidad nacional en otorrinolaringología. Rev Otorrinolaringol Cir Cabeza Cuello. 2007;67(1).
  5. www.cancer.org. Laryngeal and hypopahryngeal cancers overview: Survival rates for laryngeal and hypopharygeal cancers by stage. American Cancer Society; 2016.
  6. Million R, Cassisi N, Clark J. Cancer of the head and neck. In: V.T. De Vita. Lippincott Co; 1989. 488-590 p.
  7. Torrente A M, Yeomans A L, Abud P M, Ojeda F JM. Distribución relativa de genotipos de virus papiloma humano en muestras de carcinoma escamoso de laringe. Rev Otorrinolaringol Cir Cabeza Cuello. 2009;69(2).
  8. Canis M, Ihler F, Martin A, Wolff HA, Matthias C, Steiner W. Results of 226 patients with T3 laryngeal carcinoma after treatment with transoral laser microsurgery: Laryngeal carcinoma after transoral laser microsurgery. Head Neck. 2014;36(5):652-9.
  9. Williamson J, Ingrams D, Jones H. Quality of life after treatment of laryngeal carcinoma: a single centre cross-sectional study. Ann R Coll Surg Engl. 2011;93(8):591-5.
  10. Eadie TL, Bowker BC. Coping and Quality of Life after Total Laryngectomy. Otolaryngol Neck Surg. 2012;146(6):959-65.
  11. Cady J. Laryngectomy: Beyond Loss of Voice—Caring for the Patient as a Whole. Clin J Oncol Nurs. 2002;6(6):347-51.
  12. Teruya N, Sunagawa Y, Toyosato T, Yokota T. Association between Daily Life Difficulties and Acceptance of Disability in Cancer Survivors after Total Laryngectomy: a Cross-Sectional Survey. Asia-Pac J Oncol Nurs. 2019;6(2):170.
  13. Vilaseca I, Chen AY, Backscheider AG. Long-term quality of life after total laryngectomy. Head Neck. 2006;28(4):313-20.
  14. Noonan BJ, Hegarty J. The Impact of Total Laryngectomy: The Patient’s Perspective. Oncol Nurs Forum. 2010;37(3):293-301.
  15. Oozeer NB, Owen S, Perez BZ, Jones G, Welch AR, Paleri V. Functional status after total laryngectomy: cross-sectional survey of 79 laryngectomees using the Performance Status Scale for Head and Neck Cancer. J Laryngol Otol. 2010;124(4):412-6.
  16. Major MS, Bumpous JM, Flynn MB, Schill K. Quality of Life After Treatment for Advanced Laryngeal and Hypopharyngeal Cancer: The Laryngoscope. 2001;111(8):1379-82.
  17. Krishnan S, Maclean J. Practice of laryngectomy rehabilitation interventions: a perspective from Australia. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg. 2013;1.
  18. Van der Molen L, Kornman AF, Latenstein MN, van den Brekel MWM, Hilgers FJM. Practice of laryngectomy rehabilitation interventions: a perspective from Europe/the Netherlands. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg. 2013;21(3):230-8.
  19. Krishnamurthy A, Khwajamohiuddin S. Analysis of Factors Affecting the Longevity of Voice Prosthesis Following Total Laryngectomy with a Review of Literature. Indian J Surg Oncol. 2018;9(1):39-45.
  20. Timmermans AJ, Krap M, Hilgers FJ, van den Brekel MW. Speech rehabilitation following a total laryngectomy. Ned Tijdschr Tandheelkd. 2012;119:357-61.
  21. Polat B, Orhan KS, Kesimli MC, Gorgulu Y, Ulusan M, Deger K. The effects of indwelling voice prosthesis on the quality of life, depressive symptoms, and self-esteem in patients with total laryngectomy. Eur Arch Otorhinolaryngol. 2015;272(11):3431-7.
  22. Attieh AY, Searl J, Shahaltough NH, Wreikat MM, Lundy DS. Voice restoration following total laryngectomy by tracheoesophageal prosthesis: Effect on patients’ quality of life and voice handicap in Jordan. Health Qual Life Outcomes. 2008;6(1):26.
  23. Deore N, Palav R, Kazi R, Shah R, Jagade M, Kapila M. A brief review of voice restoration following total laryngectomy. Indian J Cancer [Internet]. 2011;48(1):99.
  24. Moukarbel RV, Doyle PC, Yoo JH, Franklin JH, Day AMB, Fung K. Voice-related quality of life (V-RQOL) outcomes in laryngectomees. Head Neck. 2011;33(1):31-6.
  25. Tiple C, Drugan T, Dinescu F, Mureşan R, Chirilă M, Cosgarea M. The impact of vocal rehabilitation on quality of life and voice handicap in patients with total laryngectomy. J Res Med Sci. 2016;21(1):127.
  26. Hassan SJ, Weymuller EA. Assessment of quality of life in head and neck cancer patients. Head Neck.1993;15(6):485-96.
  27. Weymuller, Jr EA, Alsarraf R, Yueh B, Deleyiannis FW-B, Coltrera MD. Analysis of the Performance Characteristics of the University of Washington Quality of Life Instrument and Its Modification (UW-QOL-R). Arch Otolaryngol Neck Surg. 2001;127(5):489.
  28. Rogers SN, Gwanne S, Lowe D, Humphris G, Yueh B, Weymuller EA. The addition of mood and anxiety domains to the University of Washington quality of life scale. Head Neck. 2002;24(6):521-9.
  29. Silveira AP, Gonçalves J, Sequeira T, Ribeiro C, Lopes C, Monteiro E, et al. Patient reported outcomes in head and neck cancer: selecting instruments for quality of life integration in clinical protocols. Head Neck Oncol. 2010
  30. Vartanian JG, Carvalho AL, Yueh B, Furia CLB, Toyota J, McDowell JA, et al. Brazilian–Portuguese validation of the University of Washington Quality of Life Questionnaire for patients with head and neck cancer. Head Neck. 2006;28(12):1115-21.
  31. Metcalfe CW, Lowe D, Rogers SN. What patients consider important: Temporal variations by early and late stage oral, oropharyngeal and laryngeal subsites. J Cranio-Maxillofac Surg. 2014;42(5):641-7.
  32. Silveira AP, Gonçalves J, Sequeira T, Ribeiro C, Lopes C, Monteiro E, et al. Geriatric oncology: comparing health related quality of life in head and neck cancer patients. Head Neck Oncol. 2011;3:3.
  33. Balm AJM, van den Brekel MWM, Tan IB, Hilgers FJM. The indwelling voice prosthesis for speech rehabilitation after total laryngectomy: a safe approach. Otolaryngol Pol. 2011;65(6):402-9.
  34. Gonçalves JJ, Rocha ÁM. A decision support system for quality of life in head and neck oncology patients. Head Neck Oncol. 2012;4:3.
  35. Lang H, France E, Williams B, Humphris G, Wells M. The psychological experience of living with head and neck cancer: a systematic review and meta-synthesis: Review and meta-synthesis of the experience of head and neck cancer. Psychooncology. 2013;22(12):2648-63.
Read Time: 1 min

FESORMEX

Hola, estamos a sus ordenes para cualquier pregunta, nos pueden contactar a los números de FESORMEX